Publicaciones para Facebook: ¿Por qué tener una constancia? | Marketing con Internet
Beneficios de un Blog para las empresas
Junio 16, 2017
Por qué las empresas deberían usar las Redes Sociales
Julio 12, 2017
Mostrar todo

Publicaciones para Facebook: ¿Por qué tener una constancia?

Que una marca tiene que estar en las redes sociales es algo que la mayoría de ellas, grandes o pequeñas, descubrieron hace tiempo. Sin embargo, muchas veces hay quien se conforma solo con “estar”, y no se preocupa por utilizar estas vías de comunicación de forma eficiente, hasta el punto que no es nada raro encontrarnos con páginas o perfiles que tras su lanzamiento han caído  en el olvido.

En este artículo vamos a centrarnos en el caso de Facebook, la red más popular y la que toda empresa elige en primer lugar para dar su salto a los medios sociales. ¿Por qué necesitamos tener una presencia consistente aquí? El motivo más obvio es que teniendo una fan page conseguiremos ganar visibilidad y podremos dar a conocer nuestra empresa. Al ofrecer un contenido de calidad y actualizado de forma frecuente la gente tendrá cada vez más consciencia sobre nuestra marca, y que nos perciban como voces autorizadas dentro del sector. Además, es un buen escaparate para nuestros productos o servicios y las últimas novedades.

A la vez, con un contenido adecuado también proyectamos una imagen más cercana. La comunicación entre las empresas y su público ya no es unidireccional, como hasta hace poco, sino que va en ambas direcciones, por lo que tenemos que utilizar las redes para conversar con ellos. Por eso Facebook es una buena herramienta para “humanizar” nuestra marca y demostrar a los usuarios que detrás de ella hay personas. Tienen que sentirse escuchados, y si es el caso, también tienen que recibir una respuesta.

Con una buena comunicación en Facebook también creamos una comunidad de fieles seguidores alrededor. Y no nos referimos solo al número de fans que tengamos, sino también, y especialmente, que sean de calidad, que se conviertan en nuestros embajadores. Así, ellos mismos hablarán bien de la marca entre sus contactos y compartirán el contenido que publiquemos.

Esto solo se puede conseguir con contenidos de calidad e interesantes para los lectores, y no solo hablando sobre nuestra marca. De lo contrario, corremos el riesgo de que los seguidores se cansen de que intentemos siempre venderles tal o cual producto, y si llegados a ese punto no dudarán en dejar de seguirnos. Investiga qué es lo que le apasiona a tus seguidores y sírveselo en bandeja.

Todo ello tenemos que hacerlo de forma constante, por lo que es aconsejable programar un ritmo fijo de publicación. Mucha gente se escuda en la falta de tiempo para justificar lo abandonadas que tienen sus páginas, pero sinceramente creo que se trata de una excusa. No hay que estar todo el día publicando en Facebook (de hecho esto no es aconsejable). Basta con que nos marquemos un objetivo realista. Por ejemplo, si somos un pequeño negocio local, tres publicaciones por semana puede ser una buena cifra para empezar. Y seguro que para eso cualquiera tiene tiempo.

En definitiva, cuidando nuestra página de Facebook podemos conseguir que el público nos conozca, que nos perciba de forma positiva y que se interese por nosotros y por lo que les estamos ofreciendo. Y esto se traducirá en más visitas a nuestra página web o establecimiento, en el caso de negocios físicos, lo que supone el primer paso para que nos compren y se conviertan en clientes fieles que vuelvan en el futuro.

Cesar Mendocilla
Cesar Mendocilla
Emprendedor, Consultor y Capacitador en Marketing Digital. Ayudando a los profesionales y dueños de empresas a conocer y aprovechar el poder de Internet para sus negocios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *